Publicado: 5 de Junio de 2020

Esta semana os vamos a hablar de otro paraíso de nuestra preciosa mancha; el pantano de Alarcón.

Este pantano es un embalse del rio Júcar y su presa está ubicada a 6 kilómetros del pueblo de Alarcon en Cuenca, se empezó a construir en los años 40 por los regantes valencianos para regular el curso del rio y se terminó en los 70. Antes la carretera NIII pasaba por allí, si tenéis más de 30 años y por aquel entonces viajasteis a las costas levantinas seguro que lo recordáis.

Para visitar este precioso lugar te puedes alojar en el pueblo de Alarcón y si no andas mal de dinero puedes reservar habitación en su espectacular castillo convertido en Parador.

Este pantano es muy conocido por sus arenosas playas interiores donde además de darte un buen chapuzón refrescante podrás practicar el kite-surf, piragüismo, pesca, kayak, etc… No debes olvidar visitar su ermita de la Virgen de la Estrella e interesarte por su atractiva historia.

Si durante tu visita el nivel del agua está bajo puedes ver los restos del pueblo de Gascas que quedo bajo el agua cuanto construyeron el embalse y si lo que te gusta es el senderismo, también lo puedes practicar allí y deleitarte con su flora y fauna si tienes suerte .

Las opiniones de este bonito lugar suelen ser positivas, los viajeros lo aconsejan para refrescarte pero también para desconectar. Un paraíso para visitar en verano pero también en invierno, sin duda un lugar que apuntar en la lista de “sitios para visitar”